PRECAUCIONES

 

 

El término Aromaterapia fue utilizado por primera vez el 1928 por el bioquímico francés René-Maurice Gatteffosé.

Consiste en aprovechar la actividad bioquímica de las moléculas que contienen los aceites esenciales para promover el proceso de autocuración del cuerpo.

 

La composición de estos es bastante compleja, contienen más de 400 moléculas activas que por su naturaleza son capaces de penetrar en la piel y llegar al torrente sanguíneo. Por tanto, para el uso tópico es importante tener presente:

 

  • No utilizar en los 3 primeros meses de embarazo: A partir del cuarto mes se puede utilizar: Limón, Lavanda, Palo santo, Petitgrain, ylang-ylang. Evitar la cintura abdominal y la zona lumbar. Evitar completamente el uso en inhalación de: Romero, Tomillo, Palmarosa, Clavo de olor, Menta.

Si estás embarazada siempre consulta con tu médico.

 

  • No ingerir: si bien nuestros aceites esenciales son de grado terapéutico, no recomendamos la ingesta sin la receta, supervisión e indicación de un profesional especializado en esta rama. Los aceites esenciales no se diluyen en agua, entonces las pequeñas partículas quedan en el agua, llegando a la mucosa gástrica donde pueden causar irritación grave de la membrana mucosa.

 

  • No utilizar directamente sobre la piel: Siempre diluirlos en un aceite vegetal, que se conoce también con el nombre de aceite vehiculizante, o aceite portador (aceite carrier – carrier oil) o en una crema neutra. El aceite esencial de Lavanda es la excepción, puede ser aplicado directamente o diluido.

 

  • Evitar el contacto con los ojos y mucosas: Lavarse bien las manos después de su manipulación. En caso de contacto accidental enjuagar con bastante agua durante 2 minutos y aplicar después una compresa con aceite vegetal durante 10 minutos.

 

  • Realizar un test de tolerancia: Todas las personas deberían realizar este test cuando van a utilizar tópicamente un tipo de aceite esencial por primera vez. Pero si eres propenso a las alergias, es obligatorio que lo realices. Coloca una gota del nuevo aceite en el antebrazo o pliegue del codo; espera unos segundos y verifica si la piel enrojece.

 

  • Fotosensibilidad: Los aceites cítricos (limón y naranja) utilizados tópicamente, y expuestos al sol pueden manchar la piel. Si aplicas tópicamente, espera 6 horas antes de la exposición solar. Para mayor seguridad, utilízalos en la noche.

 

  • Respetar la dosificación: Especialmente en niños. Investiga cual es la dosificación adecuada de acuerdo a la edad del niño.

 

  • Mantener en condiciones adecuadas: No exponer a exceso de calor o frio. Tapar siempre el frasco después de utilizar ya que son muy volátiles.